Recomendaciones de junio de 2016

Cinco esquinas, Mario Vargas Llosa (Alfaguara, 2016)

Como si supiera la que le iba a caer encima por su relación con Isabel Preysler, Vargas Llosa hace en esta novela un furibundo ataque al amarillismo político —mezclando con acierto la trama policiaca con la novela erótica— a través de un magistral dibujo de personajes y situaciones en el escenario de un Perú desgarrado por la autocracia de Fujimori y Montesinos y el terrorismo de  Sendero Luminoso. Que nadie espere de esta novela el deslumbramiento extático que producen las primeras obras de Vargas Llosa; abandonada la experimentación con el lenguaje y la estructura, la obra bascula hacia una narrativa más lineal y directa en la que, no obstante, se demuestra como un consumado maestro.

Cinco esquinas, Mario Vargas Llosa (Alfaguara, 2016)

¡Llegaron!, Fernando Vallejo (Alfaguara, 2015)

En un avión, un hombre cuenta a su compañero de viaje sus aventuras veraniegas infantiles en la finca de Santa Anita, próxima a Medellín. Utilizando un monólogo torrencial, desbordado, apenas interrumpido por las preguntas y precisiones de su interlocutor, Fernando Vallejo se aleja de su registro habitual para recordar de forma novelada todas las travesuras y barrabasadas que él y sus hermanos cometieron en la casa de sus abuelos (que temblaban apenas verlos llegar). Con un despliegue verbal prodigioso y una frenética tensión narrativa desgrana, una tras otra, un sinfín de anécdotas y situaciones hilarantes, sin dejar por ello de dar palos a la política, a la sociedad y a la familia. Una novela divertidísima.

¡Llegaron!, Fernando Vallejo (Alfaguara, 2015)

Secretos de espuma, Cristina Peñalosa (Eolas Ediciones, 2016)

Novela de corte intimista donde la protagonista, Elsa de Aralla, viaja a Viena con el fin de documentarse para una novela sobre Alfonso X el Sabio. Allí, el recuerdo de su hermana, ahogada años atrás cerca de la casa familiar, se le cruza en repetidas ocasiones personificada en una mujer idéntica a ella. Es su amiga quien le ayudará a recomponer el puzle en el que se ha convertido su vida a través de los recuerdos de una vieja con demencia senil y de las confesiones a su psicoanalista en el diván. Durante el año en el que transcurre la novela se repasa un siglo de la historia de dos familias. Segunda novela de esta prometedora autora.

Secretos de espuma, Cristina Peñalosa (Eolas Ediciones, 2016)

Tres desconocidas, Patrick Modiano (Anagrama, 2016)

Tres historias con protagonistas femeninas desarraigadas y solitarias: una mecanógrafa que sueña con convertirse en modelo; una fugitiva de un internado que trabaja de dama de compañía y luego de niñera, con trágicas consecuencias; una joven que comienza a trabajar para una extraña secta. Modiano narra tres momentos clave de tres adolescentes que se enfrentan a los miedos y las responsabilidades de la vida adulta, a la búsqueda de su propia identidad y de afecto, a través de encuentros inquietantes con personajes enigmáticos en escenarios espectrales, ligeramente decadentes, sumergidos en una atmósfera opresiva y espectral. Una de las obras más inquietantes de Modiano.

Tres desconocidas, Patrick Modiano (Anagrama, 2016)

Las cosas que perdimos en el fuego, Mariana Enríquez (Anagrama, 2016)

Mariana Enríquez consigue crear en los once cuentos que integran Las cosas que perdimos en el fuego una atmosfera singular donde lo sobrenatural, lo sobrecogedor, se integra sin estridencias en la realidad cotidiana para aumentar su efecto aterrador. El acierto de Enríquez es crear protagonistas emocional y psíquicamente inestables especialmente propensos a experimentar las situaciones inexplicables que articulan los relatos, donde los límites de lo real y lo fantástico se difuminan en la mente de los personajes. Algunos de estos cuentos, como «El chico sucio», merecen figurar en cualquier antología del cuento de terror.

Las cosas que perdimos en el fuego, Mariana Enríquez (Anagrama, 2016)

Bajas presiones, Azahara Alonso (Ediciones Trea, 2016)

Acierta Marta Agudo en el prólogo a Bajas presiones: los aforismos de Azahara Alonso (o reflexiones, pensamientos, axiomas o, incluso, greguerías) son una muestra de escritura lúcida e inteligente. Entre otros motivos, porque Alonso consigue condensar en pocas palabras un mundo muy amplio para hacerlo estallar en múltiples direcciones, como un destello que se anuda al lector y no le abandona en mucho tiempo. Los apuntes que se recogen en este breve volumen abarcan infinidad de temas, desde asuntos, digamos, morales, hasta cuestiones que profundizan en la creación literaria. Como el tono que emplea, los temas son también dispares, muchos de ellos cargados de una ironía sutil y punzante. Bajas presiones es una demostración de observancia llevada al límite y una recomendación ineludible para nuestros lectores.

Bajas presiones, Azahara Alonso (Ediciones Trea, 2016)

Yo vivo, Max Aub (Cuadernos del Vigía, 2016)

Obra de género inclasificable donde Max Aub vuelve a sorprendernos con una narración poética. Un canto a la existencia, una oda al gozo de vivir de su protagonista: veintiún capítulos para narrar un día en la vida de un hombre. Escrito entre 1934 y 1936 e interrumpido por el estallido de la Guerra Civil, este libro, publicado por primera vez en México en 1953, sirve de cierre a la primera etapa vitalista de la obra de Aub. Con una minuciosa atención al detalle, enhebra géneros en un preciso y constante juego con el lenguaje. Cuadernos del Vigía está reeditando las obras menos conocidas de Aub con un gusto exquisito.

Yo vivo, Max Aub (Cuadernos del Vigía, 2016)

Poemas como rezos, Zinaida Gippius y Cherubina de Gabriak (Ártese quien pueda, 2015)

Si juntamos en una misma frase a Natalia Litvinova, la editorial Ártese quien pueda y poesía rusa, todo lo que siga ya es garantía de algo, cuando menos, interesante. Si además uno conoce por primera vez a dos poetas como Zinaida Gippius y Cherubina de Gabriak, la recomendación se multiplica. El volumenPoemas como rezos nos acerca, de la mano de Litvinova, el apasionante universo poético de estas dos autoras del Siglo de Plata de la literatura rusa. Dos breves muestras distintas y a la vez complementarias, por las conexiones que se establecen entre una poesía y otra. También por su profundidad y por el enorme zarpazo que despliegan sobre el lector. Ojalá este sea el primero de los libros que aún están por venir. Gippius y Gabriak lo merecen. No se las pierdan.

Poemas como rezos, Zinaida Gippius y Cherubina de Gabriak (Ártese quien pueda, 2015)

Nº 391: junio de 2016

Nº 391: junio de 2016

Ilustración de portada: Laia Tarruella ©

SUMARIO

El foyer

Resurgimiento

El salón de los espejos

Entrevista a Mia Couto, por Cinta Moreso y Jordi Gol

Entrevista a Mia Couto, por Cinta Moreso y Jordi Gol

Cinta Moreso ©

Entrevista a Edem Awumey, por Inma Luna (traducción de Iballa López Hernández)

Entrevista a Edem Awumey, por Inma Luna (traducción de Iballa López Hernández)

Louise Leblanc ©

 

El cielo raso

José Antonio Vila: Afrancesados

Javier Aparicio Maydeu: Modiano (o convertir en arte un recuerdo obsesivo)

Javier Aparicio Maydeu: Modiano (o convertir en arte un recuerdo obsesivo)

Frankie Fouganthin 

Rebeca García Nieto: Michel Houellebecq y las caricaturas

José Antonio Vila: El Reino: Carrère en el cielo

José Antonio Vila: El Reino: Carrère en el cielo

Jaime Saez de Adana ©

Maria Notó: Pierre Michon o la narrativa turbulenta

Ruth Vilar: Ostinata Yasmina

Ruth Vilar: Ostinata Yasmina

The Huntington ©

Mar Garcia: Wajdi Mouawad y la solidaridad de los conmovidos

Ferran Benito: El largo viaje de Jean-Marie Gustave Le Clézio

Ferran Benito: El largo viaje de Jean-Marie Gustave Le Clézio

Holger Motzkau ©

David García Ponce: Fred Vargas y la renovación del polar

Los pescadores de perlas

Microrrelatos inéditos de Felipe R. Navarro

 

El castillo de Barba Azul

Poemas inéditos de Daniel Casado

 

La voz humana

Entrevista a José Ramón Fernández

Entrevista a José Ramón Fernández

marcosgpunto ©

Einstein on the Beach

Ginés S. Cutillas. La noche que nacieron todos los monstruos

Ginés S. Cutillas. La noche que nacieron todos los monstruos

 

El holandés errante

Álex Chico. Escribir, a pesar de todo (segunda parte)

Álex Chico. Escribir, a pesar de todo (segunda parte)Álex Chico ©

El ambigú

Gemma Pellicer: El comensal de Gabriela Ybarra

Gemma Pellicer: El comensal de Gabriela Ybarra

Aitor Francos: En lo alto de la torre de Albert Robida

Ricardo Martínez Llorca: Euforia de Lily King

Dario Hernandez: Negativos de Lorena Escudero

Dario Hernandez: Negativos de Lorena Escudero

Anna Rossell: El último de la estirpe de Fleur Jaeggy

José Antonio Vila: El punto ciego de Javier Cercas

José Antonio Vila: El punto ciego de Javier Cercas

 

Alberto Santamaría: La pieza huérfana. Relatos de la paleotecnología de Víctor del Río

Agustín Calvo Galán: Contra Visconti de J. Jorge Sánchez

Silvia Rins: Incluso la muerte tarda de Jordi Virallonga

Silvia Rins: Incluso la muerte tarda de Jordi Virallonga

 

Alberto García-Teresa: Ójala joder de Escandar Algeet

Recomendaciones de Quimera