Recomendaciones de junio de 2015

Niveles de vida, Julian Barnes (Anagrama, 2014)

A través de tres historias aparentemente inconexas: una breve semblanza de los orígenes de la aerostática y de la fotografía aérea; la pasión y el amor de la actriz Sarah Bernhardt con el aventurero Fred Burnaby; y el dolor por la pérdida de su propia esposa, Julian Barnes junta «dos cosas que no se habían juntado antes» para pintar un fresco lúcido y desgarrador sobre las pautas y los límites del duelo, de la ausencia del ser querido y, sobre todo, de la capacidad de la metáfora y de la literatura para evocar, sugerir y relacionar.

Niveles de vida, de Julian Barnes (Anagrama, 2014)

La hierba de las noches, Patrick Modiano (Anagrama, 2014)

La hierba de las noches transporta al lector a ese París fantasmal tan característico de Modiano de la mano de un escritor que trata de recuperar un momento concreto de su vida y a las personas que lo poblaron volviendo a las calles y los lugares de entonces, acechando esa brecha en el tiempo por donde pueda deslizarse hacia el pasado. Concebida a modo de novela negra, con un misterio como eje, Modiano hace deambular a Jean, protagonista y alter ego, por un Montparnasse mítico, siguiendo con los apuntes de su libreta negra las huellas de unos personajes de un tiempo que ya se ha ido, pero que la evocación y el recuerdo devuelven tan vivos como entonces.

La hierba de las noches, Patrick Modiano (Anagrama, 2014)

Breviario Negro, Ángel Olgoso (Menoscuarto, 2014)

Ángel Olgoso vuelve a su oscuridad barroca con este nuevo libro de textos a caballo entre el microrrelato y el relato corto, y de nuevo sorprende al manejar escenarios de lo más diverso para atormentar el alma del lector mediante sus temas recurrentes: el tiempo, el horror humano y la extrañeza en lo cotidiano. Textos de gran precisión lingüística que no defraudarán a sus seguidores ni a los que se enfrenten por primera vez con este autor de referencia.

Breviario Negro, Ángel Olgoso (Menoscuarto, 2014)

Para llegar al otro lado, Vladímir Lórchenkov (Nevsky Prospects, 2015)

¿Y si sucede que hay un país con más futuro que el nuestro? ¿Y si nunca pudiéramos llegar? ¿Si nunca nos dejaran entrar? ¿Y si este drama total, diario, de muertes a miles en las costas tuviera una novelaespejo? Los distintos intentos de los habitantes de una aldea Moldava para escapar a Italia son el motor de la novela del premiado Lórchenkov. Un texto repleto de ironía y surrealismo, grotesco, que hace de Para llegar al otro lado una novela original, donde el humor no deja de amplificar la pobreza y la esperanza moldava. Una novela que consigue provocar la risa y a la vez que seamos conscientes de la gran tragedia.

Para llegar al otro lado, de Vladímir Lórchenkov (Nevsky Prospects, 2015)

Pessoa y España, Antonio Sáez Delgado (Pre-textos, 2015)

Magnífico trabajo de documentación y de síntesis de la mano de Antonio Sáez Delgado. En las páginas de este libro se nos hace un resumen esencial de la corriente iberista que reunió a principios de siglo a algunas de las mejores plumas de un lado y otro de la frontera. También se resumen y resucitan con acierto las discretos contactos (algunos con un interlocutor ausente, como en el caso de Unamuno) que tuvo Pessoa con algunos escritores españoles de las tres primeras décadas del siglo XX. El libro nos resucita la imagen real de Pessoa durante su vida: escritor desconocido, educado en muchas de sus cartas pero también orgulloso y radical a veces. Una imagen lejos de la gloria que le daría la revisión de su obra en las décadas siguientes a su muerte.

Pessoa y España, de Antonio Sáez Delgado (Pre-textos, 2015)

Aquí Lorca se adivina, Manuel M. Mateo (Patronato Cultural Federico García Lorca de la  Diputación de Granada, 2015)

Maravilloso libro objeto para coleccionistas publicado por la Diputación de Granada entorno a la figura de Lorca. Mediante ingeniosas adivinanzas se hace un repaso de la vida del poeta, desde sus primeros años, sus viajes a Nueva York y La Habana, sus obras de teatro y poemarios. Ideal para sumergirse en el mundo  lorquiano de una manera gráfica gracias a la colaboración del ilustrador Jacobo Muñiz.

Aquí Lorca se adivina, de Manuel M. Mateo (Patronato Cultural Federico García Lorca de la Diputación de Granada, 2015)

Hungría, Moritz Fritz (Ártese quien pueda, 2014)

Hay libros que comienzan en sus citas y libros cuya puerta de entrada es su propio título. Y hay libros que, como este, se inician con el nombre su autor: un tal Mortiz Fritz, de quien sólo conocemos su año de nacimiento, 1887, y algunos datos dispersos: excavaciones en Delos, estancias en Grecia, Islandia y Selva Negra. El libro que publica la excelente editorial Ártese quien pueda recoge el contenido íntegro de uno de sus cuadernos. Hungría está plagado de poemas estupendos, de herencia creacionista, que parten de un paisaje abstracto fuertemente enraizado con impresiones tangibles y pensamientos cuya profundidad sorprende e inquieta. Son estallidos que se concretan en un espacio situado a medio camino entre lo difuso y lo inmediato. Todo en Hungría es ficción. Precisamente por eso nos sentimos tan a gusto en su interior. Enhorabuena a la editorial y a la autora que se esconde detrás de estos versos: Lorena Esmorís Galán.

Hungría, de Moritz Fritz (Ártese quien pueda, 2014)

Desfrío, Esther Ramón (Varasek Ediciones, 2015)

Desfrío, de Esther Ramón, es un libro que no se conforma con una sola lectura. Puede parecer una obviedad, o una premisa. Aquí, más que un tópico, es una necesidad, porque cada lectura del libro construye una nueva capa y nos adentra en un escenario absorbente, perturbador. Los poemas que lo integran guardan una herida que no se vislumbra en la superficie. Es un paisaje que reside en el límite, en el territorio casi extinguido de las últimas cosas. En lo que queda al final de un hilo de voz. Lo explica Antonio Méndez Rubio en el epílogo: Desfrío no se deja llevar por inercia alguna, porque la autora apuesta por «lanzarse al vacío, volar hacia abajo». Justo donde parece no quedar nada surgen estos poemas. Ahí también nos abandonamos a su relectura.

Desfrío, de Esther Ramón (Varasek Ediciones, 2015)

Recomendaciones de marzo

El jardín, de Ismael Grasa
(Xordica, 2015)

Ocho años después de  Trescientos días de sol  (Xordica, 2007) vuelve Ismael Grasa a un campo en el que se movía con soltura y oficio: el relato. En El jardín vuelven a aparecer algunos de los paradigmas de Grasa, la exposición de unas vidas rutinarias que tienen anhelo de dejar de serlo. En esta galería de personajes en busca de una salida encontramos vigilantes, vendedores de periódicos, oficinistas, mujeres desamparadas, etc. Una excelente colección de cuentos.

El jardín, de Ismael Grasa (Xordica, 2015)

Para Isabel. Un  mandala, de Antonio Tabucchi (Anagrama, 2014)

La primera novela póstuma que se publica de Antonio Tabucchi, el gran enamorado de Lisboa, donde vuelve una vez más para hablar de los desaparecidos de la dictadura de Salazar por medio de una mujer llamada Isabel que desapareció el día que fue arrestada. Muchos años después, Tadeus intenta recuperarla del olvido y contar una historia colectiva por medio de la historia individual de Isabel, a la par que se busca a sí mismo. Escrita en 1996, sale ahora a la luz.

Para Isabel. Un mandala, de Antonio Tabucchi (Anagrama, 2014)

Examen final, de José María Pérez Álvarez (Trifolium, 2014)

Sería interesante comparar la última novela de Pérez Álvarez con esas obras de autoficción que con tanta frecuencia encontramos últimamente en la sección de novedades de las librerías. En lugar de la recopilación más o menos ejemplar de vivencias nítidamente biográficas, el narrador gallego nos ofrece un perverso juego de espejos protagonizado por un escritor cuyos puntos en común con él se enredan en un inextricable ovillo de obsesiones literarias. Examen final es un monólogo en segunda persona donde el narrador, encerrado en los límites de su vivienda, se dirige a sí mismo para afirmarse y contradecirse, condenarse y reivindicarse. Un universo opresivo en el que comparecen una esposa que lo odia, una agente que lo desprecia, unos hijos ausentes, un par de amantes ocasionales e incluso una cucaracha, a medio camino entre la de Kafka y la de Lispector, víctima de un paródico acto sacrificial. Una obra exigente y sin concesiones, como la misma escritura que practica, entre obstinado y resignado, su protagonista.

Examen final, de José María Pérez Álvarez (Trifolium, 2014)

Escritor en guerra. Correspondencia y diarios (1936-1943), de George Orwell (Debate, 2014)

Tras la excelente edición (en formato y contenido) de los  Ensayos  del mismo autor (en el año 2013) llega al mercado esta segunda parte que muestra su trabajo periodístico y su correspondencia personal en los años de la Guerra Civil y de la Segunda Guerra Mundial. El estupendo trabajo de recopilación de estos materiales (de tanto interés histórico y literario) se ve además reforzado por dos muy buenas introducciones a cargo de Peter Davison y del profesor Miquel Berga. Publicado en un formato fantástico (buena encuadernación, tapa dura) es  Escritor en guerra  el libro ideal para acompañarnos en un viaje, en unas vacaciones, de camino al trabajo. Una gran noticia.

Escritor en guerra. Correspondencia y diarios (1936-1943), de George Orwell (Debate, 2014)

El cura y los mandarines, de Gregorio Morán (Akal, 2014)

Precedida de la polémica originada por la negativa de Planeta a publicar un libro que ya había pagado, debido a las once páginas que hablan de la RAE (que no son las más impactantes), la obra de Morán, como reza su subtítulo: «Historia no oficial del Bosque de los Letrados. Cultura y política en España 1962-1996», ofrece una amplia perspectiva sobre la oficialidad cultural desde 1962 (año del «Contubernio» de Múnich y de la publicación de  Tiempo de silencio, de Martín-Santos) hasta la consolidación de la democracia y sus nuevas formas de control cultural. Morán ahonda en los datos, en las biografías y en las relaciones para evitar el triunfo de ciertas hagiografías y algunas tendenciosas pérdidas de memoria. Un libro llamado a convertirse en un referente para todo aquel que quiera conocer el  who is who  que detentó el poder cultural en el tardofranquismo y en la transición.

El cura y los mandarines, de Gregorio Morán (Akal, 2014)

Tapia con mirlo, de José Ángel Cilleruelo (Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2014)

La voz poética de Tapia con mirlo no tiene certezas, sino presentimientos. No invade un lugar, más bien se aproxima: viene de un territorio incierto y se queda a mitad de camino, lo que proporciona al lector un final múltiple, siempre inconcluso. Se mueve a través de escenarios diversos, encajados con la maestría de quien sabe nombrar el lugar y profundizar en sus posibilidades. Con el talento, en fin, de quien dota de un idioma a lo que no tiene lenguaje. Cillueruelo consigue levantar un universo que en su vaguedad se hace fuerte. Un territorio perdurable, intenso, erigido desde el misterio de lo que no es, en apariencia, misterioso. Una nueva lección poética del autor barcelonés.

Tapia con mirlo, de José Ángel Cilleruelo (Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2014)

Rocío para Drácula, de Fernando López Guisado (Vitruvio, 2014)

A través de tres libros con voces poéticas diferentes («El beso del Demiurgo», «Monstruo en prácticas», «La captura de lo invisible»), López Guisado conjura a los monstruos clásicos a través del gótico y la poesía para construir un recorrido por su imaginario, donde el mal primordial, la búsqueda, la fatalidad y el juego a través de la intertexualidad con otros autores y lectores logran una obra con una voz propia, exploradora del abismo.

Rocío para Drácula, de Fernando López Guisado (Vitruvio, 2014)

Poesía, situación irregular, de Enrique Lihn (Visor, 2014)

Que el chileno Enrique Lihn es una de las voces más importantes del siglo XX es indudable, con una poderosa influencia en los poetas hispanoamericanos y con la renovación del lenguaje y la desconfianza hacia el mismo como ejes centrales. La edición que nos presenta Óscar Hahn, una selección de sus obras fundamentales bajo el título que retoma uno de sus poemarios más importantes (París, situación irregular), es una privilegiada puerta de entrada a su poesía.

Poesía, situación irregular, de Enrique Lihn (Visor, 2014)