james joyce

En Dublín los hombres le dirán que una gran voz ha dejado Irlanda; las mujeres, de luto por su juventud, añadirán: «¡La víspera cantaba, al día siguiente la voz se había extinguido, desde entonces el silencio no ha sido el mismo!». Pues el canto de James Joyce, autor de RetratoLeer más